Benidorm es considerada como la capital turística de la Comunidad Valenciana. Esto se debe al notable crecimiento de este inmenso municipio costero a lo largo de los años. Ubicada en la Costa Blanca, Benidorm cuenta con mayores números de visitantes en época de vacaciones, ya que, si bien tiene una población de aproximadamente 67.000 habitantes, en verano supera los 400.000. Estos números llevan a Benidorm a ser el tercer municipio español con mayor oferta en materia de hoteles, después de Madrid y Barcelona.

Un dato no menor, es que Benidorm es considerada como la ciudad con más rascacielos por números de ciudadanos locales de todo el mundo. Entre rascacielos, playas y lugares históricos, Benidorm ofrece una excelente vista panorámica de la ciudad desde distintos puntos turísticos.

1. Parque de l’Aigüera

El Parque de l’Aigüera fue construido a finales de la década de 1980 y cuenta con dos anfiteatros al aire libre, el “Julio Iglesias” y el “Óscar Esplá”. Allí, se realizan eventos durante el año, que son recomendables para pasar una velada entretenida. Rodeada por espacios verdes, el Parque de l’Aigüera se encuentra a unos metros de la Plaza de los Toros, en la zona céntrica de la ciudad, ideal para pasar tiempo con la familia y para que los más pequeños puedan disfrutar de la naturaleza en medio de la ciudad.

2. Ayuntamiento de Benidorm

El Ayuntamiento de Benidorm es uno de los lugares más concurridos de la ciudad, no solo por su historia y ubicación, sino que, además, por su imponente edificio construido en 2003. En la cara sur del Ayuntamiento de Benidorm se puede observar un perfecto acabado con láminas de vidrios con una particularidad que lo hace único. Se trata de el grabado en los cristales de aproximadamente 60.000 nombres y apellidos, ordenados alfabéticamente. Estos son los nombres de cada uno de los ciudadanos que fueron censados en el año de su construcción.

3. Puerto de Benidorm

Uno de los lugares más históricos de Benidorm es, sin dudas, su puerto. Lo interesante es que, al ser una ciudad pesquera a mediados del siglo XIX, Benidorm no poseía un puerto propio. Sin embargo, esto cambió en la primera mitad del siglo XX, cuando crearon el puerto de obra, que fue ampliado entre 1957 y 1971, terminando con reformas y ampliaciones en 1999. Antes de esto, los barcos pesqueros arribaban a la Playa de Poniente.

En la actualidad, el Puerto de Benidorm sirve como atracción turística para paseos recreativos en barcos, conocidos como “Golondrinas”, que van desde el puerto hasta la isla de Benidorm.

4. Iglesia de San Jaime y Santa Ana

Si prefieres conocer lugares históricos, no puedes dejar de ir a la Iglesia de San Jaime y Santa Ana. Esta construcción data del siglo XVIII, cuando era utilizado como un templo cristiano. Ubicado entre las plazas de la Señoría, de San Jaime y del Castillo, la Iglesia de San Jaime y Santa Ana tiene una historia atrapante.

Fue el 15 de marzo de 1740 cuando llegó, en una embarcación sin rumbo, la figura de la Virgen del Sufragio. Este barco fue prendido fuego por temor a que trajera alguna enfermedad desconocida, pero la Virgen permaneció intacta, sobreviviendo a las llamas que la envolvían.

5. Plaza de la Cruz

Si de lugares históricos en Benidorm hablamos, la Plaza de la Cruz es uno de ellos. Esta plaza es de gran importancia y uno de los lugares turísticos más concurridos, ya que es la unión entre la zona nueva de la ciudad y el antiguo casco. La Plaza de la Cruz posee una gran palmera ramificada, que sustituye el lugar en el que permaneció la cruz de término, por la que lleva su nombre.

Si bien esta plaza es pequeña, del tamaño de un círculo en la acera, podría pasar desapercibida para cualquiera, pero la historia detrás de este cantero con una palmera ocupando el lugar de la cruz original de siglos anteriores, la Plaza de la Cruz está ubicada en la zona céntrica de Benidorm, rodeada por calles peatonales con alojamientos, comercios y restaurantes a su alrededor.

6. Casco antiguo de Benidorm.

El Casco Antiguo de Benidorm es uno de los lugares más históricos de la ciudad, tal como lo dice su nombre. Luego de la invasión de piratas en el siglo XV y las guerras producidas durante el siglo XIX (Guerra de la Independencia), el llamado Casco antiguo fue totalmente destruido.

Ya en el siglo XIX, más precisamente en 2002, se sacó la Biblioteca para dar lugar, en la actualidad, a un animado espacio peatonal, repleto de artistas callejeros, artesanos y, en época de turismo, es uno de los sitios más visitados, ya que, además de lo mencionado anteriormente, se encuentra en una zona céntrica y rodeada de bares, restaurantes y música al aire libre.

7. Mirador y Plaza del Castillo

La plaza y el mirador del Castillo lleva su nombre debido al castillo medieval del siglo XIV, que se ubicaba sobre el cerro de Canfali (Plaza del Castillo). Con una gran historia por detrás, en la “Plaça del Castell” se puede ver a través del “mirador del Castell”, dentro de una zona céntrica con un pozo y arcos, utilizados para llevar a cabo ceremonias y eventos, como bodas.

Por otra parte, el mirador y Plaza del Castillo se ubican frente a la Iglesia de San Jaime y Santa Ana, desde donde se puede contemplar una inolvidable vista panorámica de las playas de Poniente y de Levante.

8. Paseo de Poniente

El Paseo de Poniente está ubicado a pocos metros del puerto, pasando por el Parque de Elche. Este lugar fue construido entre 2006 y 2009, y su particularidad es su camino multicolor en forma de “zigzag”, al lado de la playa Poniente. El Paseo de Poniente es uno de los lugares más modernos de Benidorm, especial para caminar con la familia, andar en bicicleta o hacer ejercicio.

9. Playa de Poniente

La Playa de Poniente se encuentra ubicada junto al Paseo de Poniente, y posee uno de los pocos manantiales de agua dulce, “Les Fontanelles”, a 10 metros de la costa. Más allá de la playa, se puede visibilizar el edificio Intempo, que es el rascacielos más alto de Benidorm, y el quinto de España, con 187 metros de altura y 47 pisos. Más alejado, se encuentra el Hotel Bali, que llega a los 186 metros.

10. Playa de Levante

Ubicada entre el mirador del Castillo y el Rincón de Loix, la Playa de Levante es una de las más grandes de Benidorm, en donde no solo se puede pasar un día de sol, playa y arena, sino que, también, esta playa es conocida por tener numerosas discotecas y pubs, por lo que la llaman “la zona guiri”. La Playa de Levante tiene una longitud de más de dos kilómetros de costa y comercios, ideal para adolescentes.

11. Cala del Tío Ximo

A solo 20 metros de la costa, la Cala del Tío Ximo se ubica en el Parque Natural de la Serra Gelada. Este sitio es conocido por ser un lugar perfecto para practicar snorkel y alejarse de la multitud para quienes prefieran conectarse con la naturaleza sin tantos movimientos y sonidos alrededor.

 

12. Cala de l’Almadrava

Para los fanáticos del agua, la Cala de l’Almadrava es una excelente opción, ya que cuenta con posibilidades para bucear y conocer el fondo del mar, rodeado de animales acuáticos que harán que esta experiencia sea inolvidable. Con solo 50 metros de largo, se puede descender por una senda hasta esta playa con rocas y arena fina, ideal para pasar un atardecer frente al mar.

 

Reservar ahora