Los paisajes que nos ofrece Valencia son dignos de contemplar. Podemos mencionar miles de sitios a los que podemos ir, y, en este artículo, te hablaremos del Mirador de El Garbí. Ubicado en el Parque Natural de la Sierra Calderona, entre las localidades de Segart y Náquera, esta ruta circular, de menos de 2 kilómetros, es ideal para pasear con toda la familia, ya que es apto para todas las edades, ya que tiene pocos desniveles que dificulten el camino.

Si bien el pico más alto de la Sierra Calderona es de 1012 metros de altura, el Mirador de El Garbí se encuentra a unos 600 metros, pero esto no impide contemplar la imponente vista panorámica del Parque Natural.

Digno de una visita, el Mirador de El Garbí ofrece unas impresionantes postales, ideal para tomar fotografías, pero, sobre todo, para disfrutar de la inmensidad que nos regala la naturaleza valenciana.

Si te quedas hasta el anochecer, no podrás creer lo que tus ojos ven, pues la puesta de sol desde arriba es increíble, pero, cuidado, ya que, a la vuelta, deberás regresar por un camino de tierra.

Cómo llegar al Mirador de El Garbí en coche

Para llegar al Mirador de El Garbí en coche, deberás coger la carretera, desde Valencia, en dirección hacia Bétera, y, luego, hacia Náquera y Serra. Desde Serra, puedes ir por la carretera VP-6044 hacia Torres Torres durante 3 kilómetros. Allí, aparecerá un desvío hacia Barraix. Abajo del mirador, podrás aparcar tu coche para continuar con tu aventura caminando hasta llegar al mirador de El Garbí.

También, puedes tomar la carretera CV-310 si vas desde Serra o Torres Torres. Por dicha ruta, deberás llegar hasta lo más alto del puerto del Oronet, y, a continuación, tomar la carretera CV-334, que te llevará directo al aparcamiento del mirador de El Garbí.

Cómo llegar al Mirador de El Garbí a pie

Una vez que hayas aparcado tu coche en el estacionamiento junto a la ruta, lo que tienes que hacer para llegar al mirador es coger el camino de tierra, por donde podrás ir hasta el Llosar, el mirador y la Ermita de El Garbí. A continuación, encontrarás una casa con verja, y solo debes seguir las indicaciones, y, antes de llegar al mirador, te encontrarás con pinos de la Sierra Calderona. Este trayecto te tomará unos 15 minutos.

Desde allí, podrás ver el Puerto de Sagunto, la Sierra de Irta, Oropesa y, si vas en un día despejado, se pueden observar, a lo lejos, las Islas Columbretes y el Parque Natural de la Albufera. Además, podrás contemplar la Mola de Segart, el golfo de Valencia y los cortados en una tonalidad rojiza de El Garbí.

Ya llegaste al Mirador de El Garbí, ahora solo debes relajarte, sentarte en sus rocas, respirar aire puro y conectarte con la naturaleza, lejos de los ruidos de la ciudad, desconectado de la tecnología (aunque vale la pena sacar un rato tu cámara para tomar fotografías) y disfrutar de la inmensidad de este paisaje panorámico durante el tiempo que quieras.

Al momento de regresar, toma el camino que va hacia l’Ermita de la Santa Cruz, o Ermita de El Garbí. Allí, podrás tomarte unos minutos para descansar y disfrutar, ya sea solo o con familia o amigos, de una zona de merenderos, ideal para detenerse por un bocadillo bajo la sombra.

Para fanáticos del senderismo

Los fanáticos del senderismo que visitan el Mirador de El Garbí para disfrutar de una larga caminata de más de 2 kilómetros que suelen realizar quienes van de paseo, podrán acceder a una excursión circular de hasta ocho kilómetros. La ruta para senderistas comienza en la población de Segart, mezclando el GR10 por el Canal, recorriendo la subida a les Penyes de El Garbí.

El recorrido de 8 kilómetros, y de 450 metros de altura, se puede hacer en, aproximadamente, tres horas y media, dependiendo de la velocidad del senderista, y sus paradas para contemplar la vista. Sin dudas, el Mirador de El Garbí es uno de los lugares más bellos de Valencia

 
Reservar ahora