En el momento de decidir el mejor destino para pasar las vacaciones de verano o ese puente que se acerca, uno de los principales aspectos que muchas personas toman en cuenta es el atractivo del lugar.

Por esta razón, los pueblos de Alicante con playa se han convertido en una de las opciones favoritas de turistas tanto nacionales como extranjeros, así como de nuestros compañeros de Victoria Cars. De todos modos, si aún no sabes qué pueblo costero visitar, en las siguientes líneas te ofrecemos algunas ideas.

Alicante destaca por estar bañada por el maravilloso e imponente Mar Mediterráneo. Sin embargo, esta estratégica posición geográfica no significa nada si no contara con un clima óptimo y soleado, al menos, durante casi todos los días al año.

Esta zona de la comunidad valenciana es visitada cada año por más de 7 millones de turistas, lo que la convierte en un destino turístico internacional de gran prestigio y popularidad. De ahí que cada vez sean más las personas las que optan por este destino.

Altea

Altea es considerada un paraíso desconocido del Mar Mediterráneo. No es una exageración ya que este pueblo de la provincia de Alicante es uno de los más emblemáticos y cautivadores de toda la Costa Blanca.

Lo mejor de Altea es que, con los años, se ha modernizado hasta convertirse en una ciudad que ofrece a sus visitantes todos los servicios que necesitan para sentirse como en casa. Pero no se trata de una simple ciudad urbana. En absoluto. Altea ha sido muy cuidadosa en todos los sentidos, y por ello su crecimiento y modernización lo ha hecho conservando su encanto de pueblo a la orilla del Mar Mediterráneo.

En Altea, podrás disfrutar de un casco histórico en la que no faltarán las casitas de diseño y estilo antiguo, de fachadas blancas y adornadas con flores coloridas, perfectas para los amantes de la fotografía y aquellos que valoran bonitos recuerdos. El paisaje urbanístico que brinda el interior del casco antiguo de Altea ha servido de inspiración a decenas de artistas de todas partes del mundo y, seguramente, a ti tampoco te deje indiferente.

Más allá de su arquitectura antigua, bares, restaurantes y sofisticados hoteles, en Altea puedes disfrutar de paradisíacas playas como la de Postiguet, de la Almadraba, San Juan, entre otras. Estas playas de Altea brindan tranquilidad y un ambiente relajante, a diferencia de las masificadas playas de Benidorm.

playa de altea

Moraira

Como sabrás, la Península Ibérica es un destino popular entre los turistas internacionales por sus bellezas naturales. Sin embargo, aquellos que creen haberlo visto todo de la Costa Blanca, están equivocados. Más que nada porque el Mar Mediterráneo da vida a múltiples pueblos hermosos y cautivadores, como es el caso de Moraira .

Moraira es uno de los mejores pueblos de Alicante con playa. A tan solo 6 km de distancia, los turistas pueden disfrutar de la arena fina, aguas cristalinas y un clima excepcional por la que las playas son tan conocidas.

El pueblo se encuentra a 80 km de la ciudad de Alicante y posee alrededor de 8 km de costa. Asimismo, cuenta con casitas de arquitectura tradicional mediterránea que enamora a turistas nacionales e internacionales.

Sin embargo, además de sus inolvidables paisajes arquitectónicos, Moraira es el destino turístico por excelencia de los amantes de los deportes acuáticos. Su extensa costa permite la práctica de numerosos deportes al aire libre, como el paddle surf, snorkel, kayak, el buceo entre otros. Algunas de actividades de las que podemos dar buena cuenta en Victoria Cars.

Sus playas siempre son una excelente opción si se quiere un ambiente más íntimo y tranquilo, que pocas veces garantizan las playas más populares de Alicante. Por otra parte, se debe resaltar que su clima tiene una temperatura promedio de 18 grados, por lo que puedes visitarla cualquier día del año.

playa de moraira

Benissa

En la lista de los mejores pueblos de Alicante con playa, debemos destacar Benissa, un pueblo muy activo y de un gran atractivo. Benissa es una de las localidades preferidas por turistas de todas partes del mundo. Aunque se considera una ciudad, Benissa conserva el encanto que caracteriza a las poblaciones que limitan con el Mar Mediterráneo.

Asimismo, posee 4 km de costa de aguas tan cristalinas que el buceo es una de las principales actividades acuáticas de la zona, pero lo que distingue a este pueblo de Alicante con playa son los valles y montañas que lo protegen.

Si visitas Benissa en tus próximas vacaciones de verano podrás disfrutar tanto de unos días relajantes en la arena bajo el sol, como unas emocionantes rutas de senderismo en la Sierra de Bernia. Se trata de un conjunto montañoso de 1.129 de altura y un túnel natural, a través del cual se puede observar paisajes de la Costa Blanca alicantina.

 

Reservar ahora